consejos boda

Algunos consejos para que disfrutes al máximo de tu boda

Sabemos bien que organizar una boda si no cuentas con un planificador de eventos puede ser una locura, y que ello provoca mucho estrés en los novios. Pero no te preocupes, en este artículo vamos a darte algunos consejos para que organizarla sea pan comido, y puedas disfrutarla al máximo.
 

  • No te acuestes tarde el día anterior a la boda, si vais a hacer despedida de soltero, hacedla el fin de semana previo al de la boda. Eso os ahorrará mucho estrés y agotamiento.
  •  

  • Planifica todo con muchísima antelación. Tampoco es necesario organizar las cosas tres años antes, pero un año es lo mínimo que deberías plantear a la hora de fijar una fecha para la boda una vez hayáis decidido casaros.
  •  

  • Cuando estén haciéndote el peinado para la boda, ponte una camisa de vestir. Como tiene botones, sólo tendrás que desabrochártela y tu peinado no sufrirá ningún cambio (al contrario de lo que podría ocurrir si usas un top o una camiseta).
  •  

  • Pide ayuda, toda la que puedas. Familiares y amigos cercanos seguro que estarán encantados en echar una mano. Ahora bien, no les encargues tareas que influyan demasiado en la boda. Las prioridades de cada uno son las que son, y aunque tu boda sea un día importante para todos, si la vida de tus damas de honor está desorganizada, probablemente le darán prioridad a sus problemas antes que a tu boda.
  •  

  • En el banquete de boda, los novios deberían comer algo ligero y que no entorpezca sus labores como anfitriones del gran día. Algo rápido y sencillo que pueda comerse en unos pocos bocados sobrará para manteneros con energías.
  •  

  • Saluda a todos con una sonrisa, incluso a aquellos a los que no te hace ninguna ilusión volver a ver. Todos han hecho esfuerzos para asistir a tu gran día, por lo que se merecen al menos un poco de consideración en este aspecto.
  •  

  • Designa a un “salvavidas”. ¿Qué es un salvavidas? Sencillamente, la persona que te saca de una situación en la que estás conversando con alguien que no para de hablar y te está monopolizando más de lo que debería. En estas situaciones, el salvavidas te sacará de ahí educadamente y podrás seguir con el resto de invitados.
  •  

  • La noche de bodas es prescindible, y esto es una realidad a pesar de todo. Debido a todo el estrés prenupcial que los novios suelen acumular, y a que no paran durante todo el día de la boda, el agotamiento suele hacer mella en ambos y muchas veces es mejor descansar lo poco que se pueda. ¡Ya tendréis tiempo el resto de vuestras vidas para haceros mimos!

 
Esperamos que estos consejos para disfrutar de vuestra boda al máximo os hayan gustado, dejadnos en los comentarios cualquier otro consejo que os haya ayudado a planificar y sobrellevar mejor el día de vuestra boda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *