boda en la playa

¿Qué deberías tener en cuenta si quieres celebrar tu boda en la playa?

Una boda en la playa es sin duda una de las mejores alternativas a la hora de decidir dónde vas a celebrar tu boda. ¿La Iglesia que querías reservar ya no tiene fechas disponibles? ¿Ese fantástico hotel tampoco? Pues consuélate con que siempre quedará una increíble boda en la playa. Ahora bien, ¿qué deberías tener en cuenta si quieres celebrar tu boda en la playa?

 

Prepara a tus invitados para tu boda en la playa

 

Asegúrate de que tus invitados saben que la boda es en la playa, para que puedan vestirse adecuadamente. Esto se puede comunicar con la invitación (incluido un mapa / direcciones), en el sitio web de la boda si creáis uno y mediante el boca a boca.

 

  • Pies: una buena idea es ofrecer un pequeñito puesto en el que se ofrezcan chanclas a los invitados, ya que ir con zapatos y tacones todo el día por la arena puede ser el principio del fin para unos zapatos de gran calidad. Otro toque agradable es ofrecer una pequeñita zona con cepillos de cerdas suaves para que se puedan limpiar la arena de los pies si tienen que salir.
  • Ojos: los días de sol en la playa pueden ser cegadores, así que asegúrate de que todos se lleven sus gafas de sol, sombreros o sombrillas, ¡es una faena estar bizqueando todo el tiempo!
  • Tiempo: recuerda a tus invitados que lleven alguna prenda de abrigo apropiada, en caso de que se enfríe la zona por la tarde/noche.

 

Por otra parte, si es una ceremonia de mediodía en agosto, deberías proporcionar un enorme surtido de bebidas para los asistentes, ya que la deshidratación cuando vas a la playa vestido con un traje puede ser un peligro grave.

 

Código de vestimenta

 

Una boda en la playa no es el medio ideal para vestir de traje y con el tradicional vestido de novia. Os recomendamos que preguntéis en tiendas de novios especializadas si disponen de algún conjunto para bodas en la playa, o que os asesoren sobre las distintas posibilidades que tenéis. Las telas ligeras, tales como sedas escarpadas y gasas, ofrecen comodidad a la vez que son muy fresquitas.

En cuanto a los zapatos, para la recepción y cualquier otro momento de la celebración en el que no estéis dentro de la playa, deberías adquirir unos zapatos de novia de calidad. Pero no te olvides de unas sandalias con algunas piedras preciosas para que te veas genial mientras estás en la playa.

 

¡Siempre debéis tener un Plan B!

 

La lluvia tiene una tendencia horrible a aparecer siempre en el momento más insospechado. A veces es el viento es el que hace las cosas insoportables. De cualquier manera, la Madre Naturaleza es impredecible por lo que es mejor tener siempre una opción B en caso de que haga mal, ¡para que el gran día pueda continuar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *